Situada en la Cuesta de San Cayetano, la sede de la Hermandad se divide en dos locales separados entre si por unos metros.

El primer local tiene varias dependencias: sala de juntas, exposición de enseres, salón, almacén y aseos. Se accede por un pasaje a la derecha de la Cuesta.

El segundo local está dividido en dos alturas. La planta sótanor tiene una estancia dedicada al almacenamiento de enseres relacionados con la cruz de mayo. En el piso bajo encontramos una espaciosa sala que alberga los dos pasos de la Hermandad, con la altura necesaria para la salida del Jueves Santo.

FachadaEl local de la Hermandad lo componen, en realidad, otros tres locales que, poco a poco, se fueron adquiriendo. En primer lugar se compró en 1985 un local de pocos metros cuadrados en los bajos del edificio erigido en la Cuesta en 1976 y que sirivió para guardar los enseres ante el precipitado desalojo que hubo lugar de los las dependencias junto a la Iglesia de San Cayetano, precisamente estas dependencias en dos plantas son ocupadas actualmente por la Hermandad de la Virgen del Carmen. Pocos años después se incorporan los otros locales que conforman actualmente la Hermandad. En ellos se guardan ya con comodidad los enseres de la Cofradía, además de disponer de sala de juntas, almacén, local de reuniones, etc., redundando en la revitalización de la "vida de hermandad". Será en 2002 cuando se unifiquen los locales, dotándolos de climatización y nueva albañilería y carpintería para conseguir una sede agradable para todos aquellos que la visiten.Local

En la sede de la Hermandad tiene lugar el reparto de túnicas en las fechas próximas a la semana santa, los trabajos propios de la administración, las celebraciones de Navidad y Fiesta de Regla, así como las reunioines de la Junta de Gobierno. Pero tal vez una de sus funcines más importantes sea la de conservar adecuadamente los distintos enseres que la Cofradía posee y que van desde el guión procesional a los ajuares de los Titulares, así como los elementos accesorios de los pasos, los libros antiguos o el traje de torear de Manolete. La colocación en sus respectivas vitrinas posibilita una conservación adecuada y, por lo tanto, garantiza la durabilidad de estas piezas.

LOCAL DE LOS PASOS

En 2004 la Hermandad no disponía de local para alojar los pasos de los Titulares. La estación de penitencia de ese año tuvo como especial novedad la utilización de una carpa junto a la Iglesia de San Cayetano para alojar los pasos el jueves santo. Esta situación vino motivada por la demolición del antiguo cocherón para así posibilitar la construcción de un bloque de viviendas cercano a la Iglesia.

El cocherón vino dado por la evolución natural de la semana santa cordobesa. En un principio las imágenes eran portadas en parihuelas, lo que permitía su salida desde el interior del templo, pero las influencias del s. XX trajeron consigo la entronización de éstas en pasos de mayor porte yCobertizo de los años 50 con elementos decorativos de gran tamaño. Esto hizo necesaria la construcción de estructuras que permitieran su refugio en los procesos de montaje. De esta forma, en 1943, cuando durante el mandato de Manolete se talla el paso de Jesús Caído, se aprecia que por sus dimensiones sería imposible organizar su salida procesional desde el interior de la Iglesia; de ahí que la Hermandad construyera un cobertizo adosado a la pared del huerto que el Convento poseía junto a la Iglesia, en la vertiente que mira hacia la calle Alonso el Sabio. Asimismo, el paso de palio también tiene cabida en este cobertizo, por lo que se vieron solucionados los problemas de refugio de los pasos.

En 1962 el Convento decide vender los terrenos del huerto a una empresa que proyecta construir una nave para alojar sus autocares, se trata de la empresa Cabezas. La Hermandad se verá obligada a desalojar su local para, de este modo, permitir la demolición y edificación de la citada nave. El Hermano Mayor, Rafael Gálvez, comienza una serie de negociaciones encaminadas a dotar a la Hermandad de un lugar adecuado en el que custodiar los pasos y salir cada jueves santo. Las actas de las reuniones de la Junta de Gobierno nos permiten verificar las actuaciones
 llevadas a cabo por Gálvez, que quedan, finalmente, en la construcción de un hangar para la Hermandad sobre el techo de la nave que levantaría la empresa Cabezas, aunque con puerta de acceso junto a la Iglesia de San Cayetano, en una disposición similar a como se encuentra el actual local. Curiosamente, en la Hermandad se pensó durante mucho tiempo que el local estaba edificado sobre el terreno, pero, en realidad, unas vigas de hierro lo soportaban y permitían debajo la existencia de oficinas anexas a la nave de autobuses. En 1963 se termina de construir el hangar, aunque no antes de la semana santa de ese año, lo que forzó a preparar unos entoldados provisionales, pero la estación de penitencia de ese año se suspendería por causa de la lluvia.

Después de cuarenta años, en 2003, el hangar de gruesas vigas de hierro y uralita en su techumbre, es derruido conforme a los acuerdos alcanzados entre la Hermandad y la
empresa Havilland, constructora del nuevo bloque de viviendas. Estos acuerdos se traducen en la realización de un nuevo local, de dimensiones algo superiores, con un sótano y acabados modernos. En 2004 hubo de utilizarse un entoldado y, en esta ocasión, sí se realizó la estación de penitencia, aunque se viera precipitada por la lluvia en sus últimos metros. Como vemos, la historia se repite.

En 2005 la constructora Haviland entrega provisionalmente el local para permitir la salida procesional de ese año, a falta de diversos retoAntiguo localques. En 
2006 se entrega definitivamente, pasando la Hermandad a realizar diversas inversiones como iluminación, decoración, escaleras de acceso al sótano, etc. y que permiten un sitio digno para que los Titulares de nuestra Hermandad inicien cada jueves santo el recorrido por las calles de Córdoba.

 

 

 

 

 Local año 2005

 

Local año 2006