A lo largo del año, la Hermandad organiza dos ciclos de funciones religiosas para atender la devoción a sus sagrados Titulares. El Quinario es un conjunto de cinco misas en honor de Nuestro Padre Jesús Caído y se celebra durante la cuaresma. El Triduo, compuesto por tres misas, tiene lugar en las primeras semanas del mes de noviembre y se celebra en honor de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad.

Asimismo, el Vía Crucis con Jesús Caído tiene fijada su fecha en el Viernes de Dolores de cada año. Consiste en un recorrido por la Cuesta de San Cayetano durante las primeras horas de la noche, en un ambiente emotivo y de recogimiento, con el rezo de las distintas estaciones.